Plantas nucleoeléctricas

Seguridad y protección

La seguridad y la protección son la prioridad más alta en todas las plantas nucleoeléctricas operadas por Duke Energy. Nuestras plantas nucleoeléctricas fueron diseñadas con diversos sistemas de seguridad redundante para asegurar la integridad y la operación fiable en las estaciones diariamente.

Seguridad de plantas nucleoeléctricas

Las plantas nucleoeléctricas están construidas para resistir una gran variedad de fuerzas externas como huracanes, tornados, incendios, inundaciones y terremotos. Por ejemplo, pueden resistir terremotos de una magnitud equivalente o mayor al sismo más grande que se haya registrado en la región donde se ubica la planta.
 
Los edificios de contención que albergan los reactores nucleares son muy robustos - mucho más fuertes que los edificios de oficinas y los rascacielos. Las plantas nucleoeléctricas también tienen numerosos y diversos sistemas de seguridad, así como barreras físicas para proteger al público, a los empleados de la planta y al medio ambiente en el caso poco probable de que ocurra una emergencia. Además, la industria de la energía nuclear en los Estados Unidos está altamente regulada con estrictas pautas operativas provenientes de la Comisión Reguladora de Energía Nuclear (NRC, por sus siglas en inglés).

hero nuclear power mobile

Protección de plantas nucleoeléctricas

Las estaciones nucleoeléctricas tienen numerosas características de seguridad, tanto a la vista como fuera de la vista. Por ejemplo:  están vigiladas las 24 horas del día por fuerzas de seguridad altamente capacitadas y que portan armas; cuentan con barreras contra intrusiones físicas y equipo avanzado de vigilancia, que constantemente observa las áreas aledañas a la planta.
 
Aunque no podemos hablar aquí  sobre las medidas de seguridad  específicas, sí podemos compartir información general al respecto.  El acceso a la planta está estrechamente controlado tanto por las fuerzas de seguridad como por el equipo sofisticado de vigilancia, por ejemplo: aparatos de reconocimiento de la palma de la mano y detectores de armas y explosivos. Los empleados de las plantas nucleoeléctricas deben pasar arduas investigaciones de antecedentes penales, evaluaciones psicológicas y pruebas de detección de consumo de drogas y alcohol. Los  empleados y contratistas también están sujetos a evaluaciones y observaciones continuas.
 
La efectividad de nuestros programas de seguridad para las plantas nucleoeléctricas es evaluada periódicamente tanto por la empresa como por la Comisión NRC. Las plantas nucleoeléctricas de Duke Energy cumplen con todos los requerimientos establecidos por la Comisión NRC y han tenido buen desempeño durante pruebas y simulacros de seguridad realizados. Los programas de seguridad de la empresa y sus instalaciones se ubican entre los mejores de la industria. También colaboramos estrechamente con autoridades locales, estatales y federales, así como con entidades federales de seguridad y del grupo de inteligencia.

¿Qué hacer en caso de una emergencia?

Nuestra expectativa es que las estaciones nucleoeléctricas operen con toda seguridad, pero en el caso poco probable que se presente una emergencia, deseamos que usted esté preparado. Los estados, condados y Duke Energy han elaborado planes para afrontar emergencias. Dichos planes están estrechamente coordinados y se han puesto en práctica, además están diseñados para protegerle. Para mantener al público informado, los vecinos que viven dentro de la zona de 10 millas alrededor de la estación, reciben anualmente por correo información de planificación para emergencias en forma de calendario. En caso de emergencia en una planta nucleoeléctrica, se notificaría al público a sintonizar una de las estaciones del sistema local de alerta de emergencia para escuchar mayores informes e instrucciones.

@ Sign up for email