Choose State Change Location
HOME » En Espaņol » Ohio » Consejos de seguridad de gas » Monóxido de Carbono

Monóxido de Carbono

Cuando el gas natural se quema completamente, los productos resultantes son dióxido de carbono (el mismo químico que causa las burbujas en las sodas) y vapor de agua. Ambos productos son usualmente inofensivos. Como la mayoría de otros combustibles, el potencial de monóxido de carbono ocurre cuando el gas se quema incompletamente.

La combustión incompleta puede resultar en monóxido de carbono, lo cual puede ser peligroso. Es por esto que es importante hacer inspeccionar y dar servicio a los artefactos de gas natural rutinariamente para asegurarnos que estén operando adecuadamente, incluyendo los humeros y conductos de ventilación.

Otro factor que puede afectar la operación segura de los humeros y conductos de ventilación es la disponibilidad de aire compuesto. Imagínese que su casa es una caja. Como los humanos, los artefactos necesitan aire fresco. No podemos esperar que los productos de combustión "salgan por la chimenea", si no les entra aire.

Este principio aplica a cualquier dispositivo de ventilación  (chimenea, ventilador de escape). Los productos de combustión en si no son un problema  siempre y cuando sean reemplazados por aire fresco.

Una combustión completa no ocurrirá sin la apropiada ventilación. En lugar de producirse dióxido de carbono se genera monóxido de carbono, una situación potencialmente mortal.

Si aire fresco, frio se infiltra en la casa por casualidad, le llamamos corriente de aire. Pero si permite que el aire entre en la casa (recuerde el ejemplo de la caja) en un área sin calefacción cercana a un calentador, usted puede ahorrar dinero y estar mas cómodo. Es por ello que los calentadores con los rangos más altos de eficiencia tienen aire compuesto en la tubería directamente en el área de combustión. De esta manera, el gas natural se quema completamente y crea productos seguros.